Esta web usa cookies de registro propias y de terceros. Si continuas navegando estás consintiendo nuestro uso de cookies. Más información aceptar

CINCO CONSEJOS PARA ACAMPAR EN LA NIEVE

CINCO CONSEJOS PARA ACAMPAR EN LA NIEVE

¡Volvemos al blog! Y lo hacemos para darte consejos sobre cómo acampar en la nieve (o cómo sobrevivir a una nevada en mitad de una aventura con tu tienda de campaña y tu saco de dormir). En esta época del año, el invierno, según a qué lugares vayas el tiempo puede ser impredecible. Si has salido en busca de la nieve a propósito o si te la encuentras por accidente y no tienes más remedio que acampar, te conviene seguir estos consejos básicos para mantenerte a salvo. ¡Vamos allá!

1. Huye de zonas con mucha nieve

Vale, sí, "huir de zonas con mucha nieve" en mitad de una nevada pude no tener mucho sentido. Pero si echas un vistazo a tu alrededor verás zonas donde la nieve no ha cubierto demasiada superficie, y si no ha nevado todavía, examinar unos minutos el terreno te ayudará a prever dónde puede acumularse menos nieve. Ahí es donde debes plantar tu tienda de campaña.

2. Equipa tu tienda

Después de montar tu tienda debes equiparla bien para que sea un buen refugio contra el frío, tanto por fuera como por dentro. Utilizar tiendas de material aislante es la mejor opción, y utilizar más capas (como los avances, lonas o rafias) para ponerlas encima también te ayudará a aislar tu "refugio". Dentro, ten siempre mantas y ropa térmica y seca a mano. ¿Por qué seca? Un poco más abajo en este texto te lo explicamos.

3. Mantén tu cuerpo y tu comida calientes

¿Cómo mantener tu cuerpo caliente? Para empezar, llévate elementos lógicos para conseguirlo: ropa térmica, mantas, ropa interior de sobra, etc. En definitiva, debes ponerte en modo cebolla y llevar más capas de lo normal. El frío no perdona y la ropa que lleves será tu mejor aliada. Pero es que, además, para mantener una buena temperatura también será clav que te alimentes de forma correcta. Por supuesto, siempre será mejor que tus alimentos estén calientes, por lo que deberás llevarte recipientes que mantengan la temperatura tanto de los líquidos como de los alimentos sólidos.

4. Evita la ropa húmeda

De esto ya hablamos cuando os dimos consejos para acampar en zonas frías o en las que llueve de forma regular. La humedad, aunque no lo parezca, debe estar en el top-5 de tus enemigos en zonas de frío. Si te has mojado alguna prenda durante el día y no has conseguido secarla, cámbiate. Mantener ropa mojada o húmeda puesta puede jugarte una mala pasada. Es mejor pasar 15 segundos de frío mientras te cambias la ropa que sufrir las molestas (molestísimas) consecuencias de llevar prendas húmedas o mojadas en mitad de la nieve.

5. No te canses

En serio, procura no fatigarte. Puede parecer un consejo obvio, pero cuando se trata de proteger tu cuerpo y mantenerte en buenas condiciones, no viene mal repetir consejos que, a priori, todos tenemos en mente. Y es que el frío por si mismo fatiga nuestros cuerpos y nuestras mentes. Por ello, es importante controlar bien los descansos, la alimentación y mantenerte lúcido y alerta permanentemente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: