Esta web usa cookies de registro propias y de terceros. Si continuas navegando estás consintiendo nuestro uso de cookies. Más información aceptar

CINCO OBJETOS QUE NO DEBEN FALTAR EN TU TIENDA DE CAMPAÑA

CINCO OBJETOS QUE NO DEBEN FALTAR EN TU TIENDA DE CAMPAÑA

Ya te hemos hablado de sacos de dormir, de diferentes tiendas de campaña, de consejos para adaptarte mejor a los diferentes climas en tu aventura de acampada, incluso te hemos aconsejado dónde ir. Pues bien, hoy vamos a darte recomendaciones básicas para que dentro de tu tienda de campaña no falte nada de lo imprescindible. ¡Vamos a la aventura!

1. Colchón o esterilla

Tal vez sea lo más importante para tu tienda de campaña. Tener una superficie de considerable grosor que separe tu cuerpo del suelo durante la noche será esencial para evitar el frío y, evidentemente, para aumentar la comodidad. Puedes elegir lo que más te convenga: desde una esterilla hasta un colchón hinchable. Es cierto que el colchón es más cómodo para dormir en tu tienda de campaña, pero a veces, por espacio o comodidad de transporte, tenemos que apostar por una esterilla. Tranquilidad, existen de distinto grosor, hinchables y de distinto tamaño. ¡El que no está cómodo de noche de camping es porque no quiere!

2. Saco de dormir

Si ya era evidente que con nosotros debemos llevar una superficie sobre la que dormir y que nos separe del suelo, todavía lo es más hacernos con un saco de dormir. Las noches en zonas de acampada o campings suelen ser frías, aunque también depende del lugar al que te dirija para tu aventura. En cualquier caso, existen diferentes tipos de saco de dormir de los que ya te hablamos. Por tanto, tienes toda una gama de opciones para garantizar el acierto de tu elección.

3. Luz, aventura, ¡y acción!

Será también importante que lleves contigo objetos como pequeños faroles o linternas para tener luz durante la noche en tu tienda de campaña. Cualquier alternativa es buena. Con una linterna tienes más manejo a la hora de dirigir la luz donde tu quieras, aunque con un farolillo que puedes colgar de la parte superior del interior de la tienda tendrás las dos manos libres. En cualquier caso, enciéndelo siempre con la tienda cerrada para no atraer insectos como mosquitos. ¡Ah, y lleva siempre pilas! Y si se gastan no las tires al suelo: busca un contenedor específico.

4. Botiquín en tu tienda de campaña

En zonas de acampada o en campings privados el acceso a medicamentos es, por norma general, más reducido que en ciudad. Por tanto, será fundamental que dentro de la tienda de campaña guardemos un botiquín con medicamentos esenciales para cualquier situación de necesidad. Desde tiritas y ungüentos para rasguños, hasta pomada para golpes o pastillas para el dolor de cabeza. El botiquín ocupará poco y te ayudará bastante (al igual que un pequeño neceser con productor de higiene).

5. Picas, cuerdas y un martillo

Cuando vamos de camping debemos asegurarnos de que nuestra tienda está bien plantada, que las picas están bien clavadas al suelo y las cuerdas que dan estabilidad a la tienda bien tensas. Sin embargo, podemos no acertar al 100% en el montaje de la tienda, o tal vez puede que el viento o la lluvia nos obliguen a reforzar los amarres para evitar que se mueva. Por eso, es aconsejable tener a meno, dentro de la tienda de campaña, más picas y un martillo. Puedes añadir más de las necesarias para estar más seguro, o simplemente dar golpes a aquellas que veas que se están saliendo.

Estos son nuestros cinco consejos, pero seguro que también podríamos incluir más como llevar cinta americana, botellas de agua, baterías externas... Si se te ocurren más, ¡compártelos con nosotros!

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: